La maternidad no te aleja de tus amigas, pero te muestra cuáles son las verdaderas

Dicen que las amistades reales se descubren cuando pasas por tiempos difícil, pues, con la maternidad es algo parecido, en esa etapa descubres quiénes son tus amigas reales y quien no está ahí para compartir ese momento maravilloso en la vida de una mujer.

No se trata de juzgar a las personas, sino saber quiénes son esas personas valiosas con las que puedes contar en momentos de dificultad. Ser madre o enterarte que serás madre despierta un sentimiento extraño entre las personas que aun no lo son, ya sea por miedo a ser madres o la poca tolerancia a los niños para ciertas personas te conviertes en un ser extraño en su vida.

Una vez que te conviertes en mamá, las prioridades en tu vida cambian, por lo que tus amigos te hacen a un lado en ciertas reuniones y en algunos casos dejan de tratarte pues ya no formas parte del club de solteras o sin hijos, pero, no te aflijas, eso es algo bueno, ya que te dedicas a las personas que están en tu vida porque valoran tu amistad sin importar si puedes o no salir a fiestas nocturnas, y lo mejor de todos te soportan cuando hablas todo el tiempo de pañales y biberones.

Un verdadero amigo es aquel que te comprende y apoya en cada faceta de tu vida, son los que se mantienen a tu lado en los tiempos difíciles y celebran los buenos momentos impulsando y alentando en cada paso y etapa de tu vida. Los verdaderos amigos entienden que ser mamá es una nueva etapa en tu vida más no es lo que te define como persona.

Aunque sientas que convertirte en mamá te alejó de tus amigos, debes entender que no es así, la maternidad te demostró o demostrará quiénes son tus verdaderos amigos (as) que aunque no estén  siempre a tu lado, estarán presentes en cada momento importante de tu vida.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.