He olvidado cómo ser una madre feliz…

Hace días estaba hablando con mi madre y me dijo algo que me llenó de mucho sentimiento y nostalgia, sus palabras fueron “disfruta la vida y diviértete siendo madre” esas palabras me hicieron recordar que desde hace mucho tiempo no disfruto tiempo de calidad con mis hijos o me divierto siendo mamá.

No se trata de que la vida es miserable siendo madre, al contrario es maravillosa, me refiero a que ciertas veces olvidamos ser felices y nos sumergimos en el estrés del día a día, el trabajo, los niños, llevarlos al colegio, el aseo de la casa, el desayuno, la cena, el almuerzo, entre otras miles de cosas más que hacemos las madres durante el día. Y entonces, se nos olvida ver un programa que nos guste, jugar con los niños, en fin, ser espontánea…

He olvidado como ser una madre feliz… 2

Nos convertimos en un pequeño robot programado para realizar todas las tareas del hogar, y en ciertos momentos cuando sucede ese momento mágico y tenemos un momento de relajación o los niños hacen algo divertido que les sigues la corriente y comienzas a jugar con ellos, es ahí cuando rápidamente vienen pensamientos como,  tengo muchas cosas que lavar o ¿qué haré de cenar? Y entonces olvidamos la diversión y pasamos a ser una mamá robot que se olvidó de ser feliz o de tener momentos para ella misma.

Luego de dicha revelación, me puse un poco a pensar que los años pasan, los niños crecen las etapas terminan y quizás no hiciste algo en ese momento y ya no tienes la oportunidad de realizarlo ahora que puedes.

Entonces, me dije, debo tomar un tiempo de diversión y relación para compartir con mis hijos o dedicármelo a mí misma.  Cosas, sencillas como salir a dar un paseo, jugar con los niños, salir a un café con una amiga, ver esa serie que me gusta y ese tipo de cosas que olvidamos pero son fundamentales para no llegar al colapso de estrés o presentar el síndrome de burnout o mamá agotada.

He olvidado como ser una madre feliz… 1

Entonces, te recomiendo a ti mamá, que te repitas a ti misma diariamente, “haré cosas que me hagan feliz” por lo menos un momento del día y te permitas disfrutar de un tiempo para ti y tus hijos. Y recuerda siempre que “eres una madre excelente, con hijos maravillosos”.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.