Descubre cómo prevenir que se caiga el pecho luego del parto

La etapa del embarazo es una de las mejores etapas que puede vivir una mujer, sin embargo es una etapa de cambios drásticos tanto para su vida como para su cuerpo, pero que indiscutiblemente valen la pena al momento de tener a ese pequeñito en brazos.

Las madres atraviesan por una serie de cambios en su cuerpo en el embarazo, así como también luego del parto, uno de ellos es la obtención de peso corporal en el embarazo y la pérdida luego del mismo.

A muchas madres les preocupa el tamaño de los senos después del parto y cómo se verán luego que dejen de lactar al bebé, ya que tienden a cambiar de tamaño y perder elasticidad, viéndose caídos o disparejos.

¿Cómo se evita la caída de los senos luego del parto?

Pues, existen una serie de medidas y ejercicios que puedes realizar para evitar la caída de los senos y la aparición de estrías, que también es algo frecuente durante esta etapa.

Hidratación; mantén tu cuerpo hidratado durante la etapa del embarazo y lactancia, esto evitará la distensión muscular de los pechos haciendo que se vean disparejos, esta técnica igualmente evita la aparición de las molestas y antiestéticas que pueden ser las estrías.

Mantén una buena hidratación corporal; consiste en aplicar crema hidratante en todo el área, como medida evitar que la piel se estire y pierda elasticidad, dicha área va desde la zona del cuello hasta debajo de los pechos.

Uso adecuado del sujetador; es importante que uses la talla del sujetador (sostén, corpiño, brasier) adecuado para cada etapa, y asegurarte qué en la etapa de lactancia tus senos se mantengan firmes utilices uno especial para ello, normalmente son de tirantes anchos, los cuales mantienen firmes tus senos. Evita utilizar uno que marque tu espalda o no mantengas una buena circulación de la sangre al usarlos.

Mantener una postura erguida, durante el embarazo y luego del parto es importante que la postura de tu espalda siempre se mantenga recta, este simple paso evitará y ayudará a que tus senos se mantengan firmes.

Practicar deporte; la natación suele ser uno de los deportes más idóneos para este caso, ya que ayuda y ejercita los músculos del pecho.

Cabe destacar que los senos no se caen por el hecho de amamantar al bebé, sino más bien por estar embarazada, así que no creas en este mito absurdo y prives a tu bebé de la lactancia materna responsable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.