Cómo bañar a tu bebé recién nacido

Loading...
Loading...

El primer baño de un bebé siempre resulta un desafío, sobre todo para los padres primerizos, por ello en este artículo te guiaremos paso a paso sobre cómo y qué realizar:

Loading...

Primero es necesario abarcar la frecuencia con la que se realiza. Hacerlo dos o tres veces a la semana sería suficiente mientras se mantenga el área del pañal limpio y laves sus manitas, rostro y cuello frecuentemente durante el día.

Cargando...

Después de lo básico

Ahora, una vez que tenemos esto en cuenta, es hora de aprender a como bañar a tu bebé mientras aún tiene su cordón umbilical, en estos casos es mejor hacerlo con una esponja natural, para ellos los pasos serían:

  1. Acuesta a tu bebé boca arriba, sobre una superficie plana y suave, usando una toalla limpia, envuélvelo para que se mantenga calentito.
  2. Con un recipiente de agua tibia y una esponja o toalla, ve lavando cada extremidad por vez.
  3. Con una toalla das toques suaves a las partes húmedas y sigues con las demás.

Nota: Si por accidente mojas el cordón, utiliza otra toalla limpia y sécalo con cuidado.

Bien, ahora que ya sabes cómo lavarlo cuando tiene su cordón, es momento de aprender a como ducharlo cuando ya se le ha caído. Es momento de utilizar la bañera para bebés, el lavamanos o fregadero, para ello es recomendable utilizar una toalla suave, las colocas en el fondo y esto hará que sea menos resbaladizo.

Nota: Es preferible tener a alguien como ayuda para que sostenga al bebé por ti mientras lo bañas, así evitaremos cualquier tipo de accidentes.

Cargando...
Cargando...

Necesitarás lo siguiente para llevar a cabo una ducha exitosa

  • Esponja o paño suave.
  • Toalla suave con hoodie.
  • Jabón para bebés.
  • Peine para bebés.
  • Algodón en bolitas.

Se necesitan tan sólo cinco centímetros de agua tibia, trata de colocarle un paño tibio sobre su pancita para que no le de frío.

Es de hacer notar que se debe sostenerlo con firmeza, pero suave, cuidando bien la cabeza y espalda, lavar bien cada área de su pequeño cuerpo. Presta atención especialmente a estos:

  • Manos y pies. Debes mirar entre ellos en busca de suciedad y piel desprendida.
  • El área de los genitales y pañal.
  • Detrás de las orejas.
  • Los pliegues del cuello, rodillas y muslos.
  • Toda el área del rostro, sobre todo los ojos, la boca (puedes utilizar las bolitas de algodón en dado caso que notes alguna suciedad en estos lugares).
  • Las axilas, allí suelen acumularse mucha pelusa por la ropita que usa.

descarga (5)

Cargando...

Recuerda que la piel de tu bebé es sensible, mucho más que la tuya, así que, es necesario tener en cuenta la temperatura necesaria del agua, por ello se recomienda chequear la misma antes de meter a tu bebé, utiliza tu codo o la parte posterior de tu muñeca (estas son más sensibles al calor).

No te preocupes si tu bebé llora las primeras veces, es una reacción normal ante una sensación diferente, sólo trata de calmarlo con canciones, palabras suaves y caricias, poco a poco irá acostumbrándose y disfrutará de la hora del baño.

<
Loading...
Loading...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading...