Esta pareja interracial tiene unas hijas tan bellas que las redes no paran de hablar de ellas

Es sorprendente que en los tiempos que corren, siga habiendo tantos estereotipos en todos los países del mundo. Pero hay un famoso dicho que no puede ser más acertado “Si hay amor, no existen diferencias”.

Eso mismo demuestran Nikki y Jamie, una pareja ejemplar que rompe los estigmas del amor. Se dedican a ser felices, nada más importa.

pareji1
Aunque muchos estaban en contra de este amor, no les importó. Formaron una familia que se mantiene en boca de todos (especialmente en las redes).
Se conocieron por Internet, cuando eran bastante jóvenes. Charlaron bastante hasta pactar un encuentro, en el que algo especial nació.


Un amor especial, único. ¿A quién le importa si la gente señala sus diferencias? Ellos se aman de verdad.
Lo triste es que todavía existan prejuicios por el color de piel, pero no los afecta.
Avanzan día a día, pensando en su familia. Los amigos cercanos les llaman “café con leche”, una combinación deliciosa.


Han tenido dos hijas, que acaparan las miradas de muchas personas.
Sus nombres son Zoe y Ava, dos bellezas, cualidad que heredaron de sus padres, obviamente. Pero, esto no es lo único relevante. También tienen el mismo carisma que los café con leche.


Nunca desaparecerán quienes los señalan, hablan a sus espaldas o los desprecian. Esto no afectará a la unidad familiar que la pareja logró.


Actualmente, llevan cinco años de casados, y prueban que el amor verdadero rompe fronteras.
¿Estás de acuerdo en que son una familia ideal?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.