Esta extraña escritura se utilizaba para tomar notas más fácilmente ¿La reconoces?

Tomar notas es muy sencillo para todos nosotros, que disponemos de multitud de herramientas tecnológicas. Podemos tranquilamente grabar las reuniones de muchas maneras, y guardar el contenido que creamos relevante.
Antes de esto la cosa no era tan sencilla. Se debían tomar notas al mismo tiempo que transcurría la reunión (o lo que fuera). Por eso, la técnica empleada era la taquigrafía.
El historiador Xenofonte, de origen griego, fue el creador de la técnica taquigráfica.

escritura
Recién en los tiempos del Imperio Romano se le comenzó a ver utilidad, y fue empleado masivamente.
Más de mil años prevaleció el sistema de taquigrafía latina, pero desapareció en la edad media. La Era Victoriana revivió la taquigrafía. Incluso, durante la Reforma, se hacían las traducciones de la Biblia más velozmente.

imagen antigua escritura


En tiempos modernos, la propia Revolución Industrial hizo necesario un método rápido para tomar apuntes. Isaac Pitman creó una nueva versión de la taquigrafía, y su hermano la llevó a Norteamérica en el 1852.
Paralelamente, Robert Gregg popularizó su estilo también en los Estados Unidos.
La taquigrafía reduce las letras a formas sencillas, trazos simples, agilizando el proceso de toma de notas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Molly Huxley – Art (@mollyhuxleyart) el


Se utilizan puntos y trazos particulares para hacerlo mucho más ahorrativo, en cuanto a tiempo se refiere. Eso sí, un documento escrito con taquigrafía, muchas veces solo podía ser descifrado por quien lo había escrito.
¿Qué te parece este método?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.