Este niño festeja su último día de tratamiento con alegre mensaje en el parabrisas

La vida es dura para todos, pero, en el caso de algunas personas, pone pruebas muy duras, que pensamos imposibles de solucionar. Pero, en realidad, lo último que podemos permitirnos perder es la esperanza, hay que tener fe en que progresaremos y venceremos, incluso si todo se pone en nuestra contra.
Es el caso de Josafat, quien a sus cortos nueve años, ha tenido que enfrentar un proceso muy complicado. Hace casi dos años se le diagnosticó con cáncer de hígado, y eso lo devastó tanto a él como a su familia.

Jamás perdió la sonrisa

circunstancias

Su padrastro, llamado Jairo, compartió un poco de la experiencia que vivieron. Asegura que se trató de una travesía enorme poder detectar el cáncer. Pocos meses antes se había caído de la bicicleta, quebrándose una costilla. En el hospital, le dijeron que solo tenía una pequeña fisura, y que podía volver a su hogar. Pero, luego de un mes, empezó a sentir calor en la zona, y fueron a un hospital distinto. El doctor les dijo que no era normal lo que estaba sucediendo, y, al palpar, detectó algo raro.
En 2018 le hicieron una radiografía, detectando en su hígado una enorme mancha. Haciéndole luego un ultrasonido, vieron que tenía un tumor de 12 centímetros de largo. Rápidamente lo pasaron al hospital de niños.

Mucho tiempo en el hospital

mucho tiempo en el hospital

Jairo comenta que el primer año fue muy complicado para Josafat. La quimioterapia lo agotaba mucho, y debía hacerla cada tres días para reducir el tumor. Finalmente, todo ese dolor se acerca a terminar, pues, hace pocos días el niño tuvo su última quimioterapia en Costa Rica.
La noticia fue increíble para todos, quisieron compartirla. En el parabrisas de su auto escribieron con alegría que ese día era la última quimio.

celebra recuperación (5)

Así otros conductores lo verían y le darían su apoyo tocando bocinas. Muchos sacaron fotos, y terminó haciéndose viral.

Un lindo detalle

Jairo ama a su hijastro como si fuera un hijo propio. Se hace cargo desde que el pequeño tenía tres añitos. Cuando finalmente llegó la última quimio, supo que tenía que hacer algo especial, y escribió ese mensaje en el carro.

recibio apoyo


La gente lo apoyo muchísimo. Ahora este niño no tiene ningún peligro, pero se continuará vigilándolo. Realmente es una noticia hermosa entre todo lo malo que está pasando.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.