Mujer da a luz su primer hijo – Pero siente algo raro y el médico actúa de inmediato

Se trata de Emily, una mujer de 28 años que acaba de tener a su primera hija, una hermosa princesita llamada Hailey.
Bastaron cinco minutos de sostenerla, para que la madre sintiera algo raro. Un pinchazo en su estómago, muy fuerte, que hizo al novio correr a buscar a los médicos.
Cuando la mamá entendió lo que pasaba, no tuvo dudas.

imagen eco
El parto había sido muy complejo, la madre estaba realmente cansada. Muchos médicos supervisaron este alumbramiento excepcional. Pero, nadie estaba preparado para lo que venía.
Emily y Tom, el padre de Hailey, habían tenido un milagro, pues no estaban seguros de que Hailey pudiera embarazarse, debido a su condición del síndrome de Turner.
La enfermedad le ocasionó algunas secuelas muy importantes en su desarrollo, y eso hace tan conmovedora la situación.
Emily es muy baja, menos de 1.50, pero no tenía otra cosa notoria a causa del síndrome. Sin embargo, en realidad sí había un efecto alarmante.
Tenía muy pocos óvulos, sus ovarios no estaban desarrollados correctamente. Parecía que jamás podría tener un hijo.

ovarios


Después de los 24, le dieron una noticia espantosa.
Dejó de funcionar uno de sus ovarios, y debieron quitárselo. Esto reducía más sus esperanzas de ser mamá, pero no las eliminaba.
Cuando comenzó su relación con Tom, mantuvo todo en secreto, porque él quería tener hijos.
Una visita al médico devastó a Emily, así que decidió contarle la verdad a su pareja. Pero Tom la apoyó, y le dijo que la ama sin importar su condición.
Emily secó sus lágrimas, y le dijo que amaría tener hijos con él. En ese instante, sonó el teléfono.

asistente
Era la asistente del doctor, diciendo que había una mínima posibilidad de que pudiera tener hijos, pero sería complicado. A ella no le importó, fueron enseguida al hospital.
El médico dijo que encontraron unos pocos óvulos activos en el ovario sano de Emily, pero debían fertilizarlos rápido. No dudaron ni un segundo.
Emily quedó embarazada luego del procedimiento, pero el crecimiento de su barriga fue complicado. El cuerpo de Emily no estaba bien desarrollado para aguantarlo, y le daba mucho dolor. Fueron nueve meses de agonía. El parto tardó más de cinco horas, y fue difícil. Requirió una epidural y trabajo arduo de los médicos.

giro inesperado


Cinco minutos luego de que naciera Hailey, Emily tuvo ese sentimiento extraño.
Sin duda algo no iba bien, Emily estaba blanca. Tom fue por los médicos, y fue la decisión más acertada de su vida
El médico se dio cuenta de lo que pasaba, y la joven mamá recibió la sorpresa de su vida. Los médicos no lo habían notado, la imagen salió distorsionada en la ecografía,

increible sorpresa

pero luego notaron que efectivamente había dos bebés más en el vientre de Emily.
Ambos tenían algo de subdesarrollo, pero era algo impactante. No tendría solo un hijo, sino trillizos.

dos bebés más


Todo terminó bien, y la pareja se convirtió en una enorme familia con trillizos. Aunque los últimos dos pequeños tuvieron que permanecer en incubadora, finalmente pudieron volver a casa luego de unas semanas.
La posibilidad para que esto suceda es de una entre un millón, pero le sucedió a Emily, quien verdaderamente lo quería.

Portrait of newborn triplets are lying in the bed
Fueron dos niñas, Hailey y June, y un varón, Flinn.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.