Niño de 6 años desapareció hace 40 años y ahora su madre recibe impactante confesión

El niño de tan solo seis años desapareció un día, y así pasaron cuatro décadas. Él debía volver caminando de la escuela a su casa, junto a uno de sus amigos, pero jamás llegó a donde su madre lo esperaba.
Buscaron al chico durante varios años, pero jamás apareció. La policía consideró lo peor, y era imposible tranquilizar a la mamá.
Pero ahora, después de cuarenta años, una llamada de teléfono dijo a esta madre una verdad impactante.
De haberlo sabido, ella jamás se habría mudado, aseguró la mujer.
Abby no entendía lo que estaba escuchando, y empezó a llorar. Su pequeño Lucas había desaparecido hace ya demasiado tiempo, no quedaban esperanzas.
Un año antes de la desaparición, madre e hijo se habían mudado a un barrio distinto, en New York.

desapareció
Se trataba de un lugar bonito, lleno de familias, colegios, y muy tranquilo. O eso creía Abby. Prontamente, el barrio resultó ser cualquier cosa menos seguro.
Lucas era un niño normal, al que le gustaba jugar, divertirse, pero además estudioso y brillante. Todo iba bien, hasta que recibió una visita luego de medio año en el colegio.

extraña visita


Una mujer lo visitaba en el patio del colegio, diciendo que era tía de Lucas. La profesora creyó que era extraño, pero dejó de pensarlo luego de varias visitas.
El día de la desaparición, la profesora estaba inquieta, y quería vigilar que Lucas y su amigo volvieran seguros a casa, pero un inconveniente con otro estudiante se lo impidió. Rápidamente, Lucas y la mujer desaparecieron.

venia mujer
La profesora llamó por teléfono rápidamente, para hablar con la mamá. Le preguntó sobre la tía, y en ese instante, Abby empezó a llorar. La profesora confirmó sus sospechas.
El departamento de policía realizó una búsqueda enorme, durante más de un año, pero fue imposible. Nada podría consolar a la mamá de Lucas, jamás. Hasta que luego de cuarenta años, por teléfono, le confesaron algo…

confesion


La voz en el teléfono le dijo que era la mujer que se llevó a Lucas hace tantos años, confesó que, por su egoísmo, lo quería para ella sola.
Abby, entre lágrimas, casi no podía seguir escuchando.
La secuestradora dijo que estuvo visitando la casa de Abby cuando ella no estaba, incluso se quedó a dormir algunas veces, y se transformó en alguien familiar para Lucas. Abby, desesperada, le gritó, interrogando para saber quién era.
La respuesta fue concisa. Era Susan, la madre biológica del chico que Abby adoptó al poco tiempo de su nacimiento. Susan no podía hacerse responsable de su hijo, y lo dio en adopción. Prontamente, se arrepintió, y decidió seguirlo.

seguir a lucas
La mujer dijo que su hijo quería ver a Abby. Le contó que estaba en Australia, con su esposa e hijos, pero quería verla de nuevo. Abby se quedó en shock, hasta que otra llamada la sacó del trance.
La mujer, a sus 75 años, no podía resistir estos sentimientos tan fuertes. La voz que estaba ahora en el teléfono, era la de su hijo. Abby comenzó a llorar, al escuchar a un Lucas de 46 años. Él acababa de descubrir la verdad, y se sentía muy mal, pero quería verla.
Cuarenta años después de la desaparición, se abrieron las puertas del avión, y Abby esperaba junto a su familia en el aeropuerto. Lucas corrió a abrazarla.

Colleen Harris Murder Trial


Pasaron juntos toda la semaa, pero Lucas debió volverse luego a Australia. Abby no quería dejarlo, y se fue a vivir con él. Allí viviría el último año de su vida, y se iría tranquila, pues tuvo una vida larga, plena y con un final feliz.

falle

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.