Le hacen una cesárea sin anestesia para intentar salvar bebé: “No deseo esto a nadie”

Todos habremos escuchado alguna vez que las madres lo hacen todo por sus hijos pero no lo sabremos realmente hasta que lo veamos con nuestros propios ojos, esto pensaron los familiares y amigos de Nohely Mota, una madre que soporto el dolor de un parto por cesárea sin anestesia.
Al principio todo el embarazo parecía normal, sin embargo pronto comenzaron situaciones extrañas incluso para una madre primeriza. Descubre toda esta maravillosa historia.

a1

Situación del embarazo de Nohely Mota

Nohely Mota y su esposo Kevin es una joven pareja que intenta tener un hijo y formar una nueva familia desde hace seis meses, hasta que la esperada noticia de la venida del bebé se convirtió en realidad.
La pareja no cabía en su felicidad y no dudaron en avisar a toda la familia de que próximamente tendría un nuevo integrante. Al poco tiempo, las ecografías demostraron que sería una niña y se prepararon para la ocasión.
Kevin trabajaba de camionero y empezó con horas extra para adquirir todo para la llegada de su princesa. Nohely por otro lado, trabajaba en un almacén en California donde no dudó en pedir los días extra y el pre para evitar problemas que afectaran el parto.

a2


Igualmente se cuidó mucho en su alimentación, sus horas de sueño, utilizaba las vitaminas que le había recomendado el doctor sin embargo una noche se despertó de madrugada y se dio cuenta de que estaba sangrando.

Tres meses de embarazo

A poco tiempo de cumplir las 12 semanas, se levantó una noche al baño y notó mucha sangre, rápidamente llamó a su esposo Kevin quien no dudó en pedir que lo cubrieran en su trabajo de camionero para ayudar. Su madre también corrió a auxiliarla.
En el hospital se realizaron las pruebas y estudios para encontrar el problema. La bebé tenía el estómago agrandado sin embargo se le inició el tratamiento, la hemorragia paró y creyeron que todo había pasado.

a3
En pocas semanas posteriores volvió nuevamente el sangrado y sumado a ello tenía calambres en el estómago que parecían insoportables según lo describe la madre de Nohely, Bernarda.
Explicó que decidieron practicarle la cesárea de emergencia, por tanto la situación era muy grave y no podían esperar a que la madre sintiera los efectos de anestesia, debían practicarle una cesárea sin contar con ello.

Cesárea de emergencia para salvar a Leylah Aubrielle

a4

Según los informes médicos, nada pudo hacerse para salvar al bebé, la hija de Nohely había partido al poco tiempo luego de la intervención. Pesaba tan solo una libra y los padres rotos por dentro no podrían describir el dolor.
No solo por la intervención quirúrgica, donde Nohely lo describe como “tres cortes en su estómago, es la sensación más dolorosa que había sentido, fue una suerte que todo se pusiera oscuro”.

a5
El padre dice “No tenía idea de lo que estaba pasando, no sabía por qué, quería estar equivocado y no estar viviendo esa pesadilla”.

Conclusión de la cesárea sin anestesia

Nadie duda que se trate de una de las experiencias más dolorosas que puede sentir una madre, una cesárea de emergencia, como también no cabe duda de que cualquier mamá aguantaría todo ese dolor para ver a su bebé sana y salvo.


Sus padres estaban devastados aunque tiempo después afirmaron que estaban tranquilos, habían hecho todo lo posible y ahora su angelito los acompaña desde el cielo.
Afirman que el amor por su bebé les da fuerzas para seguir adelante y que no olvidan ni un día de sus vidas todo lo sucedido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.