Sus manos destrozadas de tanto trabajar y sus lágrimas de dolor conmocionan las redes

El trabajo infantil es un flagelo que se vive a diario, una dura realidad que golpea a niños en todo el planeta y a la que sociedades y gobiernos deben afrontar, para brindar una salida a estos pequeños trabajadores que no tienen la culpa de su situación y su falta de oportunidades.

caua
Brasil es uno de los países latinoamericanos que vive los mayores contrastes sociales, una enorme riqueza , cuya distribución es muy desigual, la mayor parte se concentra en pocas manos, mientras una parte de su población vive en la indigencia y la mayor injusticia social
Se calcula que en este país más de 2 millones de menores, con edad entre 5 y 17 años, forman parte de la fuerza laboral, sin embargo más de la mitad de ellos trabaja en forma ilegal, en condiciones muy precarias que violan las legislaciones nacionales e internacionales.

caua casa


Un caso que recientemente salió a luz pública es el de un pequeño de 10 años llamado Cauã, quien vive en el barrio marginal de Trindade, en Río de Janeiro. Este pequeño se ve obligado a llevar a sus espaldas la responsabilidad de un adulto, debe trabajar para mantener a su hermana Lídia, de 13 años y a su abuela Elisabete, una mujer enferma que no puede salir a trabajar.

caua madre
Elisabete explica que hace varios sufrió un accidente laboral, pero lamentablemente no tuvo el apoyo médico necesario, por lo que actualmente, sufre de muchos dolores y no puede realizar ninguna labor; junto a sus dos nietos se las arregla para sobrevivir en medio de unas condiciones realmente precaria; ya que además tienen una deuda sobre el terreno en el que han construido una modesta cabaña que no saben cómo pagar.

4 años trabajando para llevar el sustento a casa

caua trabaja

Cauã, con apenas 10 años de edad, se encarga de llevar el pan a casa desde hace ya 4 años, lo que indica que este pequeño trabaja desde que tiene 6 años de edad, debe realizar diversas labores como limpiar la tierra o buscar materiales de reciclaje para venderlos, cualquier labor que surja la toma y realiza su trabajo como un adulto, tiene mucha fuerza.
Durante una visita efectuada por un medio de comunicación a la casa de Cauã pudieron observar que junto a su familia viven en condiciones de extrema pobreza, sin embargo pudieron notar también que lo poco que tenían estaba limpio y ordenado.

caua limpieza
Durante la entrevista Cauã sacó a relucir todo su sufrimiento que lleva dentro y rompió a llorar, la reportera no pudo evitar observar las manos del pequeño, destrozadas por la dura labor que debe acometer a diario, parecen las manos de un adulto, cansadas por tanto trabajo.
El niño explica que ha sufrido mucho en la vida, que hay días que no tienen nada para comer, incluso ha sufrido palizas que le han propinado adultos, El sólo quiere ser un niño, poder jugar y divertirse, correr libremente como los niños que no están obligados a trabajar.

caua familia

Tener una casa y convertirse en policía

El sueño de Cauã es ser un hombre de bien, poder tener una casa bonita y convertirse en policía, su historia se ha hecho viral y muchas personas han llorado al conocer la vida de este pequeño, su historia animó a un grupo de seguidores a abrir una cuenta de recaudación de fondos en Voaa.me para ayudar a esta familia tan necesitada.

manos destrozadas
Esperaban recaudar 95.000 reales brasileños, unos 15.000 euros, con los que esperan renovar la vivienda de esta humilde familia, sin embargo la solidaridad superó esta meta y en tan sólo 1 hora muchos corazones se solidarizaron con esta causa donando una cifra que supera los 40.000 euros.
Con este dinero se podrá pagar el terreno y comprar muebles electrodomésticos, que ayudarán a mejorar las condiciones de la familia de Cauã: Un empresario de la localidad se comprometió a guiarlos para que puedan crear un pequeño negocio, así el niño no tendrá que continuar haciendo trabajos tan fuertes y podrá asistir a la escuela.


Se tiene previsto también la construcción de una casa digna en el terreno de la familia de Cauã, así vivirán en condiciones más dignas, todo ello gracias a la solidaridad de quienes se han compenetrado con la historia de este pequeño, que día a día sale a trabajar para mantener a su familia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.