Ardilla toca ventana de familia cada día – a los 8 años descubren que ha tratado decirles

Cada día recibimos lecciones de vida de los animales y de su eterno amor. Ya que ellos nos agradecen toda a vida con amor y confianza.


Brantly Harrison y su familia, encontraron a una ardilla de cuatro semanas de vida, a punto de morir después de que fue atacada por un búho. Luego de curarla y ayudarla, no se esperaban el increíble vinculo que se iba a crear entre ellos.

Una ardilla agradecida

ardilla familia

En muy poco tiempo, la pequeña ardilla fue convirtiéndose en parte de la familia. Le colocaron de nombre Bella, cuando ella se recuperó por completo, la dejaron en libertar y la devolvieron en su hábitat natural para que siguiera con su vida.
Pasaron los años y la familia creyó que no iban a volver a Bella.

ardilla cada dia

Un día, la familia oyó ruidos en la ventana de su casa, para la sorpresa de ellos, era Bella. La ardilla había crecido y nunca se olvidó de la familia que la ayudo, que le dio cobijo y que la había salvado de una muerte segura. Luego de ese primero momento, Bella fue de manera regular al jardín de la familia para visitarlos, y ya se consideraba aun ms parte de la familia.

¿Cómo sabían que algo iba mal?

Un día, Bella comenzó a golpear la ventana, ellos creían que estaba expresándoles algo. La familia les pareció extraño que actuara d esa forma, así que se dieron cuenta que algo estaba ocurriendo.


Efectivamente, la ardilla se había lesionado la pata y eso era lo que trataba de decirles, de inmediatamente, la cuidaron de nuevo, dándoles antibióticos y remedios, colocándola cómoda en una caja hasta que se pudiese recuperar.
Al tiempo se dieron cuenta, de lo que Bella también quería expresarles, a su lado aparecieron tres crías de ardillas pequeña, lo que Bella quería era que obviamente ellos fuesen parte de la familia también. Ahora Bella está tranquila porque confía en su familia, sabe que ellos van a cuidar a sus bebes como la cuidaron a ella, hasta cuando se pudiese recuperar completamente, y los bebes estén listos para abandonar el nido e ir a ser libres en su hábitat natural.


La familia cuenta, que a veces ven algunas ardillas en su patio y no dudan de que sean los bebes de Bella, que también se sienten parte de la familia y van a visitar la casa donde cuidaron a su madre y a ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.