Maestro rompió cuarentena para llevar comida a sus 40 estudiantes más vulnerables

No todo el mundo pasa por las mismas circunstancias al momento de quedarse en casa para poder cumplir con la cuarentena correctamente y así vencer al Coronavirus. Hoy en día, ante la pandemia que estamos viviendo más de un tercio de la población pueden estar aisladas en sus casas donde pueden realizar sus labores.

maestro cuarentena
Pero la situación es más complicada de lo que creemos, hay muchas familias que son vulnerables, donde no tienen ni lo más necesario para poder comer y aun más grave todavía, no tienen como alimentar a los niños, que aparte no pueden ir al colegio o a dar algún paseo al parque. Justo en su etapa de crecimiento no tienen los alimentos necesarios para poder desarrollarse.

El maestro que rompe la cuarentena

Es una realidad que es muy difícil de afrontar, ya que no contar con lo necesario para poderse alimentar correctamente es triste y más si estamos en medio de una pandemia. Para muchas familias las comidas que reciben los niños son de la escuela y son fundamentales para ellos, ya que no siempre cuentan con un plato completo en la casa.

maestro reparte comida


Los gobiernos intentan ayudar económicamente a muchas familias que no han podido trabajar por la epidemia, pero no es suficiente para la cantidad de personas que existen. Zane Powles es un maestro de primaria que lleva años ejerciendo esta profesión y toda su vida se ha destacado por tratar de ir mas allá de sus deberes como maestro y tratar de brinda el máximo apoyo a sus estudiantes.
Sabemos que el mundo esta atravesando unos momentos difíciles pero Zane no se va a quedar de brazos cruzados, él sabía muy bien que muchos de los jóvenes de la escuela donde el daba clases, no podían alimentarse bien en sus casas, así que diseño un plan de ayuda. Este se trata de que cada día el camino hasta la casa de aquello que está más necesitado y les deja un plato de comida en la puerta de entrada.

rompio cuarentena

¿Cómo lo hace?

Él relata que en la escuela se preocupan por cada uno de los niños y no quiere que a ellos les falte nada. Es muy importante ayudarlos y que ellos sepan que siempre van a estar ahí.
Zane sabe a la perfección todas las medidas de aislamiento que existen y la importancia de tener que cumplirlas, pero él sabe que también es importante que los pequeños puedan seguir recibiendo una buena alimentación completa. Powles reparte alrededor de 40 comidas al día.
Si ellos se llegasen a contagiar de coronavirus, es necesario que ellos estén lo más fuerte posible para que puedan luchar por su salud.

ha roto la cuarentena

Por lo cual, todas las mañanas Zane sale con todo el equipo de protección necesario y comienza su gran labor humanitaria, que es repartir comida a los más necesitados. Muchas familias lo esperan con ansias, donde lo saludan desde la ventana cuando lo ven pasar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.