Vendedora de pescado envía a su hijo a facultad de medicina a pesar de ser pobres

Sin lugar a dudas la historia de Nanita Ronquilla es un verdadero ejemplo de superación, gracias a que esta mujer originaria de Filipinas ha logrado juntar el dinero suficiente para mandar a su hijo a la universidad a estudiar medicinas pese a sus escasos recursos económicos, lo que demuestra que cualquier meta es posible con la dedicación y el esfuerzo suficiente. filipino estudioso
Por su parte Nanita Ronquilla durante varios años se ha dedicado a vender pescados en su ciudad local y al igual que muchas madres solamente quiere a darle a su hijo una excelente educación, así que decidió comenzar a ahorrar parte de sus ingresos para poder costear los estudios universitarios de su hijo John Nico Ronquilla.

filipina pescado

Cabe destacar que Nanita Ronquilla ha tenido una vida más difícil de lo usual, ya que además de ser madre soltera cuenta con una condición cardiaca que afecta considerablemente su salud, no obstante esta vendedora de pescado no dejó que dichos obstáculos fueran un impedimento para ofrecer a su hijo una vida mejor.

familia pescadores

Es por este motivo que Nanita Ronquilla se levanta de madrugada para preparar todo e llegar al mercado antes de que salga el sol, además sus jornadas laborales resultan más largas y extenuantes de lo normal, lo que resulta sumamente agotador, pero a Nanita Ronquilla solo le importa garantizarle un buen futuro a su hijo.

hijo y madre pescado


Aunque en ocasiones Nanita debe quedarse en el mercado hasta la noche para vender el pescado, su trabajo no finaliza al llegar a su hogar, esto se debe a que todavía debe preparar la cena y llevar a cabo otras labores para poder dormir unas cuantas horas y poder seguir con su agotadora pero admirable rutina.


La complicada situación de Nanita Ronquilla comenzará hace poco más de 10 años luego de que se enterara de que su marido la engañaba y que incluso había constituido otra familia, por lo que decidió dejarlo y criar a su hijo por su cuenta, así que comenzó a vender pescado para poder cubrir los gastos del hogar, no obstante Nanita no se arrepiente de su decisión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.