Esta madre responde a todas las personas que afirman que su hija es «horrible»

Durante su embarazo, Mariana Bowering y su esposo Corey esperaban con ilusión la llegada de su bebé y cuando se presentó el día del nacimiento estaban felices, pero al ver a la niña notaron que era diferente. La madre de 27 años llamó a la bebecita Angélica y tenía una mancha roja prácticamente en todo su pequeño rostro.

lkj
La niña presentó la condición de la mancha de Oporto, una malformación de la piel, desde el nacimiento, algunos pueden tener una mancha roja o azul, que es permanente. Los padres de la niña estaban muy preocupados y los médicos les explicaron que solo es una condición física y que la niña, no tenía ningún tipo de riesgo por esa condición.
Sin embargo, no les fue sencillo aceptar la situación, ya que su pequeña tenía una mancha al nacer y la mantendría durante toda su vida. Pero, con el paso de los días amaron su condición y decidieron llamar a la mancha de Angélica, el beso de ángel, ya que tiene una forma muy particular que parece un corazón.

oiu


Pero, Angélica fuera de la seguridad y afecto de su hogar, debe en muchas ocasiones soportar comentarios y críticas desconsideradas solo por su característica física y también ha recibido otros malos tratos de quienes no la conocen, ni la quieren.
Sus padres también sufren con esos comentarios y miradas irrespetuosas que recibe su hija cuando salen de paseo, deben escuchar críticas y en una ocasión, tuvieron que soportar que una persona dijera que su hija era una niña muy horrible y que cuando creciera seguramente no podría tener un novio.

mnb
No se acostumbran a los comentarios ofensivos hacia la pequeña niña, tampoco soportan que las persona hagan bromas tan pesadas como decirles a los padres de Angélica, de que seguro habían dejado que la niña jugara con agua hirviendo y que por eso se le había quemado la cara. Un comentario que busca señalarlos como culpables de su condición.

jhgnb


Comentó Marianna, que gente malintencionada preguntó que sí la niña se había quemado su cara con un sartén caliente y otros dijeron que no deberían exhibir a la bebé. La pequeña afortunadamente solo tiene una mancha de un corazón en el rostro y dijo que nunca la esconderá, pero que le impresiona la crueldad de ciertas personas, pues de la gran mayoría recibe muestras de afecto, como de médicos que la tratan para evitarle problemas en su desarrollo.

rtyu

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.