Compran dos calcetines de 250 euros a su bebé, sin saber que le salvarían la vida

Kate Crawford y Ryan Golinski, una joven que vive en la ciudad de Philadelphia, Estados Unidos, esperaban la llegada de su primer hijo, el cual nació el 11 de julio del presente año, su peso fue de 3.900 saludables kilos .

bebito

El padre que estaba muy nerviosos por el nacimiento de Bryce, decidió gastar 250 euros en un par de calcetines, adaptados tecnológicamente para medir el ritmo cardíaco del bebé, esta inversión, a pesar de que muchos pensaron que era un gasto excesivo o innecesario, salvó la vida del bebé. 

Esta pareja formada por un electricista y una maestra de educación especial, son padres primerizos, que debido a sus nervios extremaron las medidas para cuidar del recién nacido, por lo que compraron estos calcetines que incluyen un monitor de latidos, lo que permite estar seguros en todo momento de la salud del bebé.

bebito bebe calcetines

Fue una decisión acertada, que salvó la vida del pequeño Bryce, ya que una noche, cuándo el pequeño había cumplido apenas un mes, luego de irse a dormir, escucharon la alarma del monitor, Bryce estaba dormido pero su corazón latía a 260 pulsaciones por minuto, el doble de lo normal.

beeb5

La pareja tomó a su bebé y se dirigieron al hospital, allí el Bryce fue atendido de inmediato y pasó cuatro días internado, el diagnóstico fue taquicardia supraventricular (SVT), una afección que acelera en el ritmo cardíaco debido a la actividad eléctrica en la parte superior del corazón.

bebito bebe

Los calcetines salvaron su vida

Bryce nació saludable, no obstante sus padres decidieron tomar medidas extras, querían asegurarse en todo momento que estuviera bien, por ello le colocaron los súper calcetines, aunque no saben por cuánto tiempo tendrá que tomar medicación el bebé, aseguran que no dejará de usar estos calcetines tan especiales.

bebe 4

El padre asegura que estos calcetines son un milagro, le salvaron la vida al bebé, pregunta ¿se le puede poner precio a la vida de un bebé?, y dice que a ellos no sólo les brindaron extra seguridad, sino que salvaron la vida de Bryce.

bebe 6

La empresa Owlet, es la fabricante de los calcetines capaces de medir variaciones en los niveles de oxígeno y en el pulso, que para Ryan y Kate son la razón de que su hijo esté hoy con vida, aseguran que antes de dormir habían chequeado los niveles del bebé y estaban normales, y cuando los despertó el sonido de la alarma pensaron que el monitor se había roto, pero en realidad fue un aviso que les permitió brindar la atención médica adecuada y oportuna al pequeño Bryce.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.