Familia le fabrica 4 patas prostéticas a una cabra rescatada. Le dieron la posibilidad de caminar.

Una cabra llamada Anna perdió sus patas traseras y parte de las de adelante por el calentamiento, pero una bondadosa familia de Pensilvania, Estados Unidos escuchó este caso y no dudó en llevarla a su granja para solucionar el problema que tenía el pobre animal.

La historia de Anna

La cabra Anna es un animal que ha tenido que luchar para poder sobrevivir desde el primer momento en que nación, pero ahora dio un salto gigante hacia el futuro gracias a una nueva familia adoptiva que la ayudo a levantarse.

Anna y su hermana Elsa, tienen el nombre así en honor a la película de Frozen. Ellas no fueron bien cuidadas por sus antiguos dueños, pero en el caso de Anna era más complicado, ya que al nacer, la cabra perdió las patas traseras y parte de las de adelante por el congelamiento, lo cual le causaba mucho dolor cuando se movía.

Luego de 5 años, los dueños de Anna decidieron resignarla y hacer un llamado para ver si alguien la podía recibir en su hogar. Después de varios contactos lograron aparecer candidatos perfectos para quedarse con ella, uno de ellos fue la familia Yourth, ellos viven en una granja de Harrisburg.

La familia Yourth también tenía una historia trágica que contar y era que ellos estaban viviendo en Nueva York cuando sucedió el terrible atentado a las Torres Gemelas en septiembre del 2001. Lenny el padre de la familia era bombera de la ciudad y él se pudo salvar por poco de fallecer después del derrumbe del edificio 7.

Pero en cambio, muchos de sus compañeros no cerraron con esa suerte, esa noticia impacto tanto a Lenny que tuvo que ir a terapia por estrés postraumático durante muchos años, e incluso sufrió un infarto después de 10 años, teniendo que operarse del corazón.

La madre de la familia, Michelle, comenzó a rescatar animales para evitar que se vendieran como alimento y en un tiempo la granja donde vivías se convirtió en un hogar de gallinas y cabras.

Luego de varios días de tenerla, el veterinario de la familia los llamo, ese fue el momento en que decidieron solucionar el tema de sus patas y evitar que siga sintiendo dolor Anna. Tras varios exámenes y radiografías, hablaron con un fabricante de prótesis para animales y mandaron hacer 4 patas para ella.

Luego de varios días, ya Anna estaba caminando sin problemas y acostumbrándose a sus nuevas extremidades. Ahora la cabra puede disfrutar sus días en la granja y también se está haciendo a cargo de tres cabras bebés que perdieron a su madre cuando tenían seis semanas de vida

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.