10 Señales que anuncian que no es tu cuerpo sino tu alma la que está agotada

Todos los humanos tenemos un alma que no puede ser vista o tocada. Sin embargo, puede romperse como un hueso y necesita tiempo para poder sanar y repararse.

Aunque no podemos tocar o ver el alma, sabemos que ella esta con nosotros y es quien muestra lo que somos realmente. Muestra nuestras emociones experimentando la vida y haciéndonos sentir bien.

Por ello, nuestra alma es importante y debemos cuidarla y cuando se rompa permitir y ayudar a que se repare.

Los desgastes a nivel de la mente no son cosa que debemos pasar por alto, ya que estas podrían ser perjudiciales en nuestro cuerpo. Ejemplo, si comenzamos a sentir estrés, ansiedad, depresión pueden causar que nuestra alma quede encerrada en un lugar profundo del cual no podamos salir.

Si sabemos reconocer cuando nuestra alma esta agotada y sin energía, debemos ayudarla. Te mostramos a continuación unas señales que te permitirán saber cómo se encuentra tu alma.

1 Cuando alguien se te acerca y te pregunta cómo estás y te quedas callado sin saber que decir, quizás porque ni tu mismo sabes que estas experimentando. Aunque dentro de ti sabes que hay algo que no sabes explicar y que no sabes cómo librarte de él.

2 Si sientes mucha sensibilidad , hasta el punto que tus emociones se intensifican y sientes algo en tus entrañas que no puedes detener. Puedes estar experimentando un profundo amor y de pronto todo se desmorona de un momento a otro.

3 Cuando sientes que la soledad es tu mejor amiga, aunque te encuentre rodeado de muchas personas. Te vuelves un solitario e incluso dejas de confiar en las personas a tu alrededor y comienzas a estar a la defensiva todo el tiempo.

4 Cuando tu cuerpo se agota fácilmente. El alma al no poder más, lo manifiesta en el cuerpo y este lo siente. Puede ser que vayamos al gimnasio tratando de fortalecerlo, pero este no sentirá agrado alguno convirtiéndose en algo pesado y sin razón.

5 Si sientes pequeños episodios de ansiedad o pánico a cosas irreales.

6 Cuando sientes temor del futuro y piensas que comenzar de cero es lo mejor. Sientes que lo que hoy te hacia feliz, ya no funciona más y no te interesa.

7 Cuando quieres descansar un rato y terminar horas recostado.

8 Si en las noches te cuesta dormir, pero en las mañanas no deseas levantarte. Cada día sientes que es una batalla.

9 Siempre sientes dolores en tu cuerpo, se tensan los músculos, tienes dolores de estómago, te mareas, tu visión es borrosa.

10 Ya no te sientes como antes, no eres tú.

Aunque para muchos esto no sea de importancia, el alma también merece ser cuidada y más si tienes algunas de estas señales.

Descansa todo lo que necesites, desconéctate de todos si es posible y céntrate a hacer lo que realmente te gusta. Posiblemente, tomar una ducha, escuchar algo de música, estar con alguien evitando todo lo negativo.

Saber lo que nuestra alma necesita, nos ayuda a sacar de ella todo lo que la afecte. Sólo concéntrate en cosas positivas que te generen paz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.