Con 13 años se ha quedado solo a cargo de sus 3 hermanitos menores

El diseño ideal, es que todos los niños puedan crecer dentro de una familia con un entorno favorable para ellos donde se les garantice salud emocional, física y bienestar disfrutando de los derechos que como niños les corresponde.

Tristemente muchos niños en el mundo no pueden gozar de todas estas cosas, bien sea por diversas causas a veces injustas que los vuelven más vulnerables.

mision imposible

Esta es la historia de un niño en Filipinas, Manuel Olivares quien tiene 13 años de edad y se quedó a cargo de sus tres hermanitos después de que su madre falleciera. Su madre estaba enferma y hace un año se complico y falleció, luego de esto su padrastro los abandonó.

Manuel a su corta edad, ya es responsable de cuidar a sus hermanos. Viven en una casa alquilada que esta en ruinas, el dueño de la propiedad les permitió vivir allí, aunque no puedan pagarle el alquiler.

mision imposible2

Todas las noches, Manuel y sus hermanitos duermen en una alfombra delgada sobre el suelo. Todos los días se levanta temprano a preparar la comida, que normalmente es arroz con salsa de soya, ya que es lo que pueden conseguir fácilmente.

Los vecinos algunas veces les permiten cortar ciertas frutas para que puedan venderlas en el mercado y poder ganar algo de dinero con el que Manuel compra loa alimentos que puede. Cuando no puede vender frutas, Manuel se las ingenia para poder vender alguna otra cosa y conseguir dinero para los alimentos.

mision imposible3

El caso de estos hermanitos se dio a conocer, después de que su vecino Michael Abucayan se preocupara por la situación que viven los niños. Este vecino los escuchaba llorando varias noches completas, porque los pequeños tenían hambre. Contactó organizaciones para que ayudarán a los niños y le escribió a un programa de televisión llamado Misión Posible.

mision imposible4

Gracias a este vecino, finalmente los pequeños recibieron ayuda y los escolarizaron, pudiendo asistir los cuatro al colegio, además les donaron artículos de alimentos y útiles escolares.

Michael, le escribió al periodista Julius Babao, a la sección de “servicio público” dando a conocer la situación y muchas personas se unieron para ayudar a estos pequeños donando muchas cosas. Entre ellas, almohadas, colchones, sillas, estufas, mesas, zapatos, ropa, alimentos.

Es asombrosa la madurez de Manuel para atender a sus hermanitos. Se espera que otras instituciones puedan sumarse a la ayuda para que estos pequeños crezcan en un ambiente lleno de amor, cuidados y seguridad que merecen y así, puedan seguir disfrutando de su niñez como les corresponde.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.