Joven de 18 años adopta un bebé con parálisis cerebral que sufría malos tratos

Esta joven no pensaba en convertirse en madre a tan corta edad, apenas de 18 años. Pero Bruna Félix cuando vio a la pequeña Ester, que sufría de parálisis cerebral y de ataques epilépticos, enseguida supo que tenía que estar con la pequeña.

La pequeña Ester contaba con apenas 1 añito de edad cuando conoció a Bruna. Ella era vecina de su mamá y Bruna observaba cómo en varias ocasiones la pequeña era maltratada por su familia debido a su condición.

b1

Bruna no aprobaría que Ester viviera en esas circunstancias y presentó una denuncia formal ante la madre de la pequeña. Ella cuidó a Ester un día y se le rompió el corazón tener que devolverla.

En una ocasión Ester comenzó a convulsionar y la tuvieron que hospitalizar. La mamá de Ester la maltrató en frente del personal médico y esta perdió la custodia de la pequeña.

b2

Nadie en la familia quería atender a Ester y de seguir así, iría a un albergue de niños. En ese momento Bruna aun no era mayor de edad y no podía pedir la custodia de Ester.

Cuatro meses después de estar en un albergue, la pequeña permaneció sólo dos días en una Casa Hogar, ya que tuvo que ser hospitalizada nuevamente ya que se encontraba débil. El diagnóstico médico de ese momento fue la de “enfermo terminal” y así ya no podía permanecer hospitalizada. La pequeña Ester ya no tenía razón para seguir luchando por vivir.

b3

Justo en ese tiempo, Bruna ya había cumplido los 18 años y estaba casada con Geovane Santos, junto a su suegra, pelearon la custodia de Ester. Aunque hubo momentos malos, Ester disfruta hoy de un hogar lleno de amor y cariño con unos padres que están dispuestos a luchar por ella.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.