Atención. Si tu hijo se sienta así, NO se lo permitas

Es común para los niños o bebés sentarse en forma de W, para jugar. Pero, esta forma se llama W-sit y los especialistas recomiendan que no dejemos que opten por esa manera de sentarse, ya que puede traer problemas en su cuerpo.

Ahora, si ves a tu hijo sentado de esa forma, no se lo permites y corrige la postura. Esta puede traer ciertos daños:

Contracturas musculares y de articulaciones debido a la rotación excesiva que deben realizar los tobillos y rodillas. Al primer momento no lo notarás, pero puede traer dolores a futuro.

Los niños que se sientan de esta manera, son más propensos a sufrir de pies planos.

Trae consecuencias en la marcha del niño y contracturas en la pierna, debido a la presión excesiva que recibe al sentarse de esa manera.

Limita los músculos de la cadera y la pelvis, que son los que dan estabilidad al sentarse.

Afecta el equilibro del cuerpo.

Afecta el desarrollo de la motricidad, ya que impide equilibrar la carga del cuerpo, ocasionando perdida del equilibrio.

Debilita los músculos de la cadera debido al exceso de peso, trayendo como consecuencias que el niño camine con los pies hacia dentro.

Así que, si ves a tu pequeño o al de algún conocido que se siente de esta forma, recomienda que pueda corregir esta manera de sentarse y habla sobre los riesgos y problemas que puede traer esta postura, en la parte motriz y equilibrio del cuerpo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.