Padre dedica su vida a cuidar de hijos adoptivos con enfermedades terminales en sus últimos días

Este hombre, de Los Ángeles en Estados Unidos de Norteamérica ha tomado una de las decisiones más difíciles que podemos ver en la vida, pues se dedica a cuidar a niños con enfermedades terminales que estén a punto de morir.

Su nombre es Mohamed Bzeek, nacido en Libia y lleva más de 20 años cuidando a niños desafortunados, ofreciéndoles atención, apoyo estando para ellos en el momento final.

Un poco más de la historia de Bzeek

Nos cuenta que llegó a los Estados Unidos en el año 1968 para estudiar en la universidad y conoció a Dawn, la que sería su esposa años más tarde y le inculcaría el amor por los niños desamparados.

Dawn utilizaba su casa como hogar de refugio para los más desamparados y cuando juntos fueron “Los Bzeek” abrieron las puertas de su casa para muchos niños.

El cuidado de los niños comenzó en 1989 y en el año 1991 ya había vivido la experiencia de la muerte de una niña quien tenía el útero completamente afectado por pesticidas y su columna estaba muy deformada.

Mohamed tuvo un hijo biológico con su esposa en el año 1997, pero nació con el síndrome de enanismo y huesos rotos, pero para él es “todo un luchador”.

Sin embargo, en el año 2000 estaba pasando por mucho estrés y ansiedad, siendo la principal causa de separación con su esposa en el año 2013, quien murió un año después.

Pero esto no evitó que Mohamed siguiera cuidando niños, quien lo sigue haciendo hoy en día en la misma casa de Los Ángeles.

Tiene una curiosa filosofía de vida muy interesante que quiere compartir con nosotros “La muerte es parte de la vida, nos llega a todos y es muy bonito tener a alguien allí hasta el final. La clave para ello es que tienes que amarlos como si fueran hijos tuyos propios».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.