Bebé prematuro extremo nació pesando 1 libra se va a su casa después de 133 días en la UCI

En Louisiana, nació un bebé prematuro en extremo, sus probabilidades de sobrevivir eran nulas. Este pequeño pesaba 1 libra, lo que equivale a 454 gramos aproximadamente.

Russell William Jr. Rompió con todos los estereotipos y todos los récords y pronósticos médicos y se convirtió en el bebé más pequeño en poder salir de UCIN. Estuvo en el Hospital de Tulane Lakeside.

1w

Sus padres, Russell y Natasha, recibieron a su bebé 133 días después de haber nacido y de haber estado en UCIN.

Para Natasha fue fuerte este parto, ya que había perdido tres embarazos antes de la llegada de Russell. Cuando se enteró que estaba nuevamente embarazada, no quiso hacerse ilusiones.

En las consultas, los médicos le dijeron que el bebé un buen latido, pero ya las 15 semanas, Natasha tuvo que ser sometida a una cirugía para prevenir el parto, ya que su cuello uterino estaba comenzando abrirse y ya el 20 de mayo comenzó el trabajo de parto.

2w

Al nacer el bebé, los médicos le explicaron las probabilidades del bebé, pero aún así ella quiso hacer todo lo posible para tratar que sobreviviera.

Natasha estuvo en trabajo de parto por 2 días, y el bebé nació pesando sólo 1 libra, según el comunicado que emitió el Hospital en su momento.

EL Dr. Goldsmith, tuvo que resucitar al bebé en el momento del parto. Consideró el nacimiento de Russell, como un nacimiento con pocas probabilidades y muchas complicaciones de salud, ya que el bebé nació a las 22 semanas de gestación.

3w

Allí, comenzó un largo camino para todos y sobre todo para el pequeño Russell. Durante 19 semanas, el bebé Russell Jr. tuvo que luchar por su vida.
Los bebés prematuros pasas muchas situaciones difíciles, pero debido a los avances, comentan que el 14% de estos bebés sobreviven.

Russell al nacer, tuvo sangre en su cerebro e ictericia. EL equipo médico tuvo que entubarlo e ingresarlo inmediatamente a UCIN, donde estaría casi 4 meses luchando por su vida.

4w

Al pasar de los días, el organismo de Russell fue madurando y mejorando su salud, comenzó a mantener su temperatura corporal y aumentar de peso.

El 1 de octubre, este pequeño guerrero, pudo irse finalmente a casa. Le hicieron un desfile de despedida con un carro real, el hospital compartió esta agradable noticia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.