Separan a dos siamesas unidas por el abdomen y este es su nuevo aspecto unos años después

Nos vamos a dirigir al sur de Asia hasta Melbourne, Australia haciendo un recorrido de 26 horas con escala en Bangkok, para conocer la historia de Nima y Dawa Zhangmo, unas siamesas que hicieron un recorrido aproximado de 26 horas para una intervención quirúrgica muy delicada.

juntitos

Este viaje cambiario la vida de estas siamesas de tan solo 14 meses, donde estaba todo planificado para una intervención quirúrgica para ser separadas, en el Royal Children’s Hospital, este procedimiento quirúrgico estaría a cargo por el doctor Joe Crameri junto a un valioso equipo de 18 profesionales entre médicos y anestesistas.

jun titos 2

Las siamesas permanecieron en quirófano alrededor de seis horas, debido a los órganos que se encontraban comprometidos para realizar la intervención. Luego de estas largas horas de espera para la madre, el resultado fue todo un éxito, indicado por el doctor Crameri quien informo a los medios que se encontraban y que muy a pesar de los riesgos todo salió muy bien.

jun titos 3

Los órganos que compartían la siamesa era el hígado y el intestino, por esta razón se extendió el procedimiento quirúrgico para las niñas, su estado era muy delicado por las condiciones físicas de las niñas, en este caso la desnutrición con respecto a los efectos propios de las intervenciones quirúrgicas y el post para la administración de fármacos.

jun titos 4

En cuanto a la recuperación de las niñas Nima y Dawa fue muy favorable, lo que queda es la ayuda por parte del equipo de especialistas en fisioterapia quien con su intervención ayudaran a una mejor calidad de vida.

Se espera que las siamesas, puedan tener una vida normal y de manera independiente, todo esto se logra gracias al donativo que hizo posible que se llevara a cabo el procedimiento quirúrgico de separación de las niñas.

juntitos durmiendo

Según la información por parte del equipo de enfermeras del hospital que realizo la atención, comentaron que “Las niñas son super traviesas, siempre quieren estar juntas, no pueden permanecer lejos una de la otra y les gusta acurrucarse juntas”.

Lo más reconfortante de la historia es que las siamesas lograron sobrevivir a tan compleja intervención quirúrgica y se encuentran recuperando tras 16 meses viviendo unidas a través de su torso, ahora queda adaptarse a una nueva vida separadas.

juntitas acurrucadas

El amor que se trasmite entre las siamesas es único y ha conmovido a su madre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.