A los 94 años trabaja más de 10 horas al día porque sus hijos lo han abandonado

Causa muchas tristezas, el poder ver a padres que han tenido muchos hijos y se marchan sin mirar atrás y dejando así olvidado a los padres que tanto dieron en el momento que cuidaron de ellos, con muchas excusas tales como el vivir lejos, alejándose cada día hasta abandonarlos a su suerte.

¿Dejarían de lado a tus padres después de apoyarte durante tu vida incondicionalmente? Para algunos padres, esta historia de hijos ingratos se repite a diario, es la historia que veremos a continuación un anciano a sus 94 años, que habita en Veracruz, se encuentra solo y sin familia porque sus hijos se olvidaron de él, esto ocurrió desde hace muchos años, por esta razón debe trabajar más de 10 horas al día.

 Para este anciano es una faena muy agotadora a su edad, mantenerse trabajando. Gregorio o Don Goyo como lo conocen sus vecinos, desde muy temprano sale de su humilde vivienda, en la que duerme en una hamaca, sin electricidad y entre restos de basura, para cumplir con su forzada jornada de trabajo, cortando caña durante 10 y 12 horas continuas al día.

 La necesidad obliga a este anciano a trabajar y presentar un problema severo de columna que lo mantiene apoyado en un viejo bastón sin zapatos y lleno de mucha tristeza. Don Goyo, no pasó desapercibido ante la mirada de una joven llamada Karla Patricia, quien conoció la historia y compartió en las redes sociales esperando contar con la ayuda de todas las personas.

Para fortuna de Don Goyo, la petición de ayuda por parte de Karla llego a los corazones de miles de personas, quienes se encuentran dispuesto a adoptar a este viejecillo como si fuese su padre y donar los recursos que sean necesarios para ofrecerle una vida digna.

 Una vez más lo usuarios de las redes sociales, se han unido para ayudar a quien tanto lo necesita como es el caso de Don Goyo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.