Un anciano no puede parar de llorar cuando un joven se acerca a comprar los dulces que vendía

Un hombre ve a un anciano en un puesto callejero, se acerca y le pregunta el precio de cada uno de los dulces, con una voz cansada le responde. Seguidamente el hombre le entrega un billete y le dice que le entregue el valor del billete en dulces, el anciano se sentía muy feliz por la venta que había logrado realizar.

Lo que no se esperaba el anciano, es que el joven le entregaría más dinero a cambio de más dulces, donde se demuestra que la solidaridad es un valor que no se debe desvanecer y que aún existen personas que recuperan la esperanza y la ayuda a las personas que más lo necesitan, sin recibir nada a cambio.

Por las redes sociales, se ha dio a conocer el conmovedor gesto del joven al anciano, las imágenes te dejaran una reflexión, una hermosa acción para un anciano que día a día lucha para sobrevivir.

El anciano se encontraba tan feliz, que cuenta los caramelos y golosinas encontrados en su mostrador para decirle al joven, le tengo todos los dulces que usted quiere, agregando a la compra del joven.

El joven le pregunta al anciano ¿Cómo la está pasando?, el anciano logra responder con cara de mucha triste, mostrando así una herida que tiene en su pierna. El anciano intenta comentar lo que usa para curar la herida, pero la emoción por el interés del joven, le impide hablar.

Es cuando el joven le hace un hermoso regalo, le hace entrega de un dinero para los gastos de medicamentos empleados para curar la herida de la pierna.

El joven abraza al anciano y señalando los dulces que se encuentran en su mostrador, eso lo vende por mí, el anciano no para de llorar luego de este hermoso gesto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.