Queda embarazada estando ya con un embarazo de 3 semanas

Un suceso del que hay menos de una decena de casos en todo el mundo, se trata de la superfetación.

Los protagonistas de esta increíble historia son Rhys Weaver (43 años) y Rebecca Roberts (39 años). Un matrimonio que no se esperaba vivir algo así, porque la superfetación es algo prácticamente imposible: básicamente Rebecca quedó embarazada mientras ya estaba gestando a un bebé.

Algo extraño pasaba mientras Noah crecía en el vientre de su madre, luego de mucho esfuerzo para quedar embarazada esto le preocupaba a Rebecca. Los ultrasonidos indicaban que todo estaba bien.

Pero a las doce semanas, una ecografía impactante mostraría a una pequeña hermanita para Noah, quien luego se llamaría Rosalie. Según los médicos, ella comenzó a gestarse tres semanas después que Noah.

Por supuesto que la pareja sintió miedo por el desarrollo de los niños, temían que no sobrevivieran ambos. Pero las pruebas médicas fueron siempre positivas, y el resultado más que feliz.

Los hermanitos nacieron vía cesárea, en medio de la pandemia. Tuvieron que permanecer un tiempo en cuidados intensivos, especialmente Rosalie, que pesaba poco más de 1 kg.

Noah, que pesó aproximadamente 2 kg, pudo conocer su hogar a las tres semanas de nacer, pero a su hermana le tomó casi cien días.

Médicamente, la superfetación es la concepción de un bebé mientras la mujer ya se encuentra embarazada, un suceso tan extraño como ganar la lotería. Expertos indicaron que esto sucede cuando se liberan óvulos de diferentes ciclos menstruales, en vez de óvulos del mismo ciclo.

Lo normal sería que, al embarazarse, el cuerpo bloquee los ovarios para que no pueda haber más embarazos, cosa que aquí no ocurrió.

De cualquier manera, todo terminó bien en esta hermosa anécdota familiar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.