Chica de 17 años dona miles de zapatillas a gente desamparada

Hay quienes persiguen el sueño de un mundo mejor para todos. Tal es el caso de Lindsay, una chica de solamente 17 años, que creó una organización de recolección de zapatillas para donar a la caridad.

A sus cinco años se le ocurrió ayudar a la gente, como un pensamiento fugaz, que luego se transformó en una vocación. Su proyecto se llama Shoes for Souls, y busca ayudar sin ningún tipo de compensación.

Lo que hacen es recolectar calzados usados, reacondicionarlos, pintarlos y donarlos.

Para Lindsay Sobel era inimaginable que la gente pobre caminara descalza por las calles. Así fue que, junto a su padre, comenzaron a regalar calzados, pues tenían varias decenas de pares que no usaban. Teniendo en cuenta que algunas familias ni siquiera llegan a un par por integrante, esto fue impactante.

En la actualidad, la organización benéfica ha entregado miles de pares, alrededor de 30 mil. Esto alegró los días a mucha gente de bajos recursos, que ahora podrá andar cómodamente, luciendo unas bonitas zapatillas hechas y regaladas con amor.

Antes de crecer tanto, Shoes for Souls empezó con donaciones de profesores y amigos de Lindsay, que fueron los pioneros en esta obra de amor al prójimo.

Ni siquiera la pandemia de Covid-19 hizo que bajaran los brazos, sino que se valieron de una aplicación para teléfonos móviles que les permitiría coordinar los envíos de zapatillas virtualmente, para no tener contacto físico de riesgo con las personas.

Esta es una prueba más de que todos podemos hacer algo para ayudar a quien más lo necesita, incluso siendo tan jóvenes como esta noble adolescente.

Vale la pena compartir la historia, y que otros se sumen a la causa donando aquellos calzados que han dejado de vestir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.