Madre queda embarazada al mismo tiempo que su hija ¡Los bebés son hermanos!

Kelsi es una mujer que peleó incansablemente con su esposo, a lo largo de tres años, para poder quedar embarazada. Tenían grandes problemas de fertilidad, pero su sueño era formar una bonita familia juntos.

Esta luchadora de 31 años tenía muy poca cantidad de óvulos. Además, la fertilización in vitro no sería efectiva ya que el revestimiento de su útero es demasiado fino.

Poco a poco perdieron las esperanzas. No había tratamientos médicos funcionales, y solo quedaba alquilar un vientre.

Ahora los problemas ya no eran solo de salud, sino económicos. Los tratamientos previos consumieron demasiado dinero, y no era viable costear un vientre de alquiler. Sus deudas se hacían cada vez más grandes.

Así es que Lisa, la mamá de Kelsi, ofreció su propio vientre para gestar al hijo de la pareja.

No fue fácil que aceptaran la ayuda de Lisa, pues la situación podía ser algo extraña. Además, a los 53 años, sería difícil aguantar un embarazo.

Finalmente tomaron la decisión de hacerlo, y el embarazo con vientre “alquilado” fue un éxito. La familia desbordaba de felicidad.

Lo que no se esperaban es que, milagrosamente, Kelsi también quedó embarazada en el mismo período.

Una de las pruebas rutinarias que se hacía dio positivo, y fue un shock enorme. Pasó de no poder tener hijos, a esperar a dos bebés; uno gestado por su madre y otro por ella misma.

Ambas compartieron embarazo y tuvieron a sus hijas con siete semanas de diferencia. La niña gestada por Lisa nació primero, y tuvo el nombre de Everly. Luego llegó Ava, y quedó completa la familia ideal que todos esperaban.

El mensaje que Kelsi nos deja es de luchar por lo que deseamos, especialmente un deseo noble como ser mamá.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.