Niña que vivió toda su vida en el hospital es feliz al ir a casa

Esta historia es protagonizada por Valentina, una bebé que nos deja una importante enseñanza sobre perseverar en la vida.

A pesar de sufrir del síndrome de corazón izquierdo hipoplásico, lucho valientemente para salir adelante. Su padecimiento es muy extraño, y demanda un cuidado exhaustivo. Todavía no se conoce la causa a ciencia cierta, así que incluso los médicos ven dificultades para enfrentar algo así.

La condición hace que su corazón esté mal desarrollado, siendo imposible que la sangre llegue a oxigenar todo el cuerpo.

Síntomas más persistentes incluyen bajas pulsaciones y dificultades para respirar. Además, acarrea muchas complicaciones, desde ACVs, shocks anafilácticos y convulsiones.

Los médicos consideraron que lo mejor era mantenerla en el hospital infantil desde que nació, por lo que jamás había conocido su hogar.

Había grandes posibilidades de que no sobreviviera, dada la gravedad de esta enfermedad.

A pesar de todo, Valentina nunca perdió su sonrisa y felicidad. Es una bebé que cautiva a todos los que están con ella, tiene una mirada soñadora, que alegra el peor de los días.  Tanto así, que los trabajadores del hospital y sus familiares empezaron a llamarla “la bebé más feliz del mundo”.

Su madre, Francesca, está orgullosa de su hija, pues se aferra a lo bonito de la vida, adora ver el sol cada día.

Una vez la pequeña estuvo muy cerca de dejar este mundo, pasó internada más de una semana en estado grave. El equipo médico, con heroísmo, le salvó la vida.

Siguió monitoreada mucho tiempo. Se volvía difícil para la familia que Valentina nunca hubiera conocido su hogar.

Casi dos años más tarde, llegó la noticia que les cambió la vida para siempre. Valentina podría ir a su hogar, finalmente sentiría el calor familiar como debe ser. Está claro que seguirá necesitando cuidados médicos, pero su voluntad de no rendirse la ha mantenido sana y feliz mucho tiempo.

Francesca dice que su hija la inspira a no rendirse nunca.

Por supuesto, los tratamientos médicos han sido (y seguirán siendo) muy difíciles de costear. Así es que la familia recurre al sitio GoFundMe para recibir donaciones de personas que se interesen en la noble causa.

La reconocida plataforma GoFundMe, radicada en Estados Unidos, da la posibilidad de recaudar donaciones para todo tipo de cosas. El uso principal y más bonito es el de financiar a personas con enfermedades graves, o que tuvieron accidentes, para que puedan salir adelante. Esta es una de las bondades del Internet, que debemos agradecer y aprovechar para hacer un mundo mejor.

Esperemos que puedas compartir esta bonita historia de superación, para que más gente conozca la lucha que libró Valentina desde el día de su nacimiento. Además, promoverás las acciones caritativas, y otras personas se enterarán de que pueden colaborar, aunque sea un poco, con quienes lo necesitan.

No dejemos que este testimonio se pierda, ya que una pequeña bebé nos deja tantas enseñanzas para la vida.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.