Niño italiano secuestrado desde hace 44 años, ahora es un jeque árabe. Lo creían muerto

Han transcurrido 44 años, desde que Italia quedo consternada por la noticia del secuestro de Mauro Romano, las investigaciones para ese momento no ofrecieron más pistas. Sin embargo, en una confesión realizada por uno de los ex integrantes de la mafia en la cárcel dio a conocer que niño se encuentra en los Emiratos Árabes y hoy cuenta con una gran fortuna.

En el verano de 1977 Mauro Romano para el momento de su secuestro, se encontraba jugando junto a otros niños, para sus padres fue muy inesperada su desaparición debido a que no imaginaron Bianca Colaianni y Natale Romano, que ese día seria su última vez con su hijo. Un babero fue el autor del secuestro, el cuidado quedaba a cargo de sus abuelos.

Aún se encierra un misterio en cuanto al secuestro de Mauro, que dio mucho de qué hablar en su momento, y ahora tras 44 años, el caso volvió a ser retomado esto después de las declaraciones de un exintegrante de la mafia, confeso que se encuentra con vida y convertido en un jeque árabe.

A pesar de la búsqueda por mucho tiempo a Vittorio Romanelli, solo se maneja por los cuerpos policiales, que tomó al niño en su moto y luego fue entregado de manera misteriosa antes de darse a la fuga. En el momento de su búsqueda solo se encontraban pistas falsas, la policía concluye que Mauro fue secuestrado al día siguiente y esa noche fue sedado con cloroformo y salió del país con la ayuda de dos hombres.

Años más tarde, el caso quedo cerrado debido al hallazgo de restos del niño que implican a los padres sospechosos del hecho. En el año 2015, se produjo un robo del ultimo expediente del caso de Mauro. Cinco años después, Ángelo Salvatore Vacca, confiesa en una carta a los padres desde la cárcel, al principio de la misiva indicaba que conocía a la persona que lo había secuestrado y sabia donde se encontraba en ese momento.

Aún la familia espera una prueba de ADN, que el jeque se ha rehusado a hacer, sin embargo, las cicatrices de Mauro coinciden con la de este imponente jeque. La pérdida de su hijo ha dejado una herida difícil de cerrar y mantienen las esperanzas de reencontrarse con su hijo.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.