Las siamesas de senegal crecen dia a dia contra todo pronóstico y lucen así. Luego pasa algo estremecedor

Son muy pocas personas que conocen a los siameses, ya que no muchos nacen al año y los que sí lo hacen, nacen muertos o mueren pocos días después de nacer.

Esta historia a continuación, es dedicada a unas siamesas que poseen dos años y ocho meses, se llaman Marieme y Ndeye, ellas nacieron en Senegal mudándose con su padre Ibrahima Ndiaye que se encuentra en Cardiff, Reino Unido.

Hacer ese cambio fue un poco difícil, ya que los obligo a abandonar una vida próspera en Senegal para empezar a vivir en hoteles y depender de bancos de comida. Hoy en día, ellas se encuentran bien, pero poseen por delante un futuro sombrío.

Esto es debido a que el corazón de Marieme se encuentra débil, tan débil que podría morir, y al morir, su hermana Ndeye, que es más fuerte que ella, también morirá, hoy en dio, ellas crecen día tras día.

Pero en estos próximos años, el padre debería de tomar una decisión importante, y que si va a permitir que los cirujanos las separen, poniendo en riesgo la vida de las dos niñas, pero sobre todo la de Marieme. O debería dejar que las niñas mueran juntas.

El nacimiento

Ibrahima vivía en Dakar, la capital de Senegal. Tenía una buena vida ya que era un exitoso directo de proyectos y trabajaba organizando vacaciones y eventos en la región para los turistas británicos y franceses.
Cuando se les hacia un eco, estos mostraban una sola niña e incluso, cuando su mujer entro en labor de parto, tres semanas antes, se le recomendó que se hicieran unan cesárea por precaución, debido a que el vientre que tenía estaba muy grande.

A pesar de eso, el esperaba que fuera un parto normal. Ya que le hacía señas a su esposa detrás del vidrio de que todo iba a salir bien. Eran las dos de las mañanas y al igual que todos, Ibrahima se encontraba cansado y vestido con su uniforme de trabajo.
El padre conocía bien al doctor, ya que este había asistido el parto de sus otras hijas, pero esta vez, todo era diferente, ya que tenía el rostro serio. La doctora hizo que se sentara y le dije que tenían que hablar sobre las gemelas.

Al oír esto, la cabeza le comenzó a dar vueltas, ya que la ecografía no decía nada de gemelas. La doctora le comenta que ellas “están unidas” y desde ese día, el mundo de Ibrahima cambio para siempre.

Con su nueva vida, Ibrahima tenía un gran amor por sus hijas, y su misión era protegerlas a pesar de todo. Tenía que buscar opciones y rápido, cuando le comentaron de la separación, el personal medica estaba confundido e inseguro, ya que el riesgo de que las niñas murieran era alto.

Hoy en día, Ndeye es la que la mantiene vida, ya que Marieme recibe oxigeno del corazón de Ndeye y los alimentos a través de que sus estómagos están unidos. Debido a esta situación, se le está sobrecargando el corazón y al cuerpo de Ndeye.

En el 2018 le dijeron al padre que, si llega a morir Marieme repentinamente, va a ser muy tarde para poder salvar a Ndeye. Por ende, hay que tomar la decisión lo antes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.