Este hospital busca voluntarios para abrazar a bebes prematuros

No es extraño que los bebés nazcan prematuramente, es decir, previo a los nueve meses de gestación. Estos niños deben ser atendidos especialmente en incubadoras para terminar su desarrollo. Sin embargo, no es únicamente una cuestión médica el sacarlos adelante, sino que debe haber afecto que sirva para contenerlos.

Estos pequeños tienen muchas vulnerabilidades y requieren el calor materno para sentirse como si estuvieran todavía dentro del útero. Las incubadoras no pueden imitar de forma exacta la contención del calor humano, así como el amor que este transmite.

Incluso si no son sus padres biológicos, los médicos y enfermeros afirman que es necesario tener a alguien que abrace a estos bebés. Así, mientras los papás trabajan, el hospital Saint Boniface quiere encontrar personas voluntarias para abrazar a los niños.

Varias centenas de personas han participado en este programa de abrazar bebés prematuros.

Científicamente se sabe que los abrazos sirven para liberar una hormona conocida como oxitocina, que está relacionada al amor y bienestar.

El contacto físico con personas hace que los bebés mejoren su estado de salud más rápidamente y de forma natural, sin necesidad de costosas intervenciones o medicamentos.

Estos abrazos también funcionan ante distintas patologías de los recién nacidos, como pueden ser aquellas relacionadas al consumo de sustancias por parte de la mamá durante la gestación; lo que se conoce como abstinencia del recién nacido.

Esta es otra prueba de lo importante que es el amor para los seres humanos, y que el amor de los padres no puede sustituirse por ninguna incubadora o máquina artificial. Solo alguien con un corazón que late puede realmente estimular el desarrollo y mejoría de un pequeño bebé.

Sin duda estos niños y niñas estarán contentos de recibir abrazos amorosos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.