Trabajador de construcción destruye la casa de su jefe al no pagarle

El albañil asegura que había terminado el trabajo, sin embargo, quien lo contrató no se dispuso a pagar.

Sucedió en Inglaterra, cuando el obrero acababa de remodelar la casa totalmente, pero discutió con su jefe y la echó abajo. La discusión se desencadenó cuando el dueño del hogar no quiso pagar. Esta historia se viralizó en redes sociales.

La renovación incluía extender dos pisos la casa, añadir una nueva cocina y un comedor.

Jay, el dueño, cuenta que compró la casa y poco después solicitó los servicios de este constructor. Quería hacer una casa familiar, pues tiene cuatro hijos y una esposa.

Las obras estaban prácticamente finalizadas, pero el albañil solicitó un pago extra equivalente a cinco mil dólares americanos. El dueño se negó a efectuar un aumento así de grande, y comenzaron a discutir. Jay quedó firme en su posición de no pagar y poco después se fue de vacaciones con la familia.

Jamás esperaron que, mientras no se encontraban en casa, el contratista tomó represalias contra su hogar. Llegó al sitio con maquinaria demoledora y destruyó toda la vivienda.

Los vecinos observaban sin palabras la destrucción.

Después de volver a la casa, la familia acudió a la policía, pero no recibieron ninguna ayuda, pues se trata de un conflicto civil.

Actualmente Jay busca resolver el problema penalmente, y ha debido encontrar un lugar para hospedarse, pues su casa es imposible de habitar. Según sus palabras, el contratista es el peor de toda Inglaterra, y no recomienda a nadie sus servicios.

Dinos qué opinas de este suceso, de qué lado estás y si piensas que todo podía haberse solucionado de forma más sencilla.

Definitivamente esta es una historia insólita que vale la pena compartir para sorprenderse.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.