Da a luz 8 bebés – Pero de repente un bebé empieza a comportarse de manera extraña

Una mujer se convirtió en una noticia mundial al dar a luz a octillizos. Todos ellos estaban sanos y la madre se encontraba muy feliz.

Octillizos

Nadya es una mujer de 34 años que había soñado en convertirse en madre de muchos niños. Ella lo había tenido claro desde hace tiempo. Muchas niñas juegan con una sola muñeca, pero Nadya quería tener al menos 4.

Ella más adelante conoció a su esposo que se llama Marco, estaba a punto de cumplir los 30 y supo de inmediato que quería que el fuese el hombre que convirtiera en realidad ese sueño de convertirse en madre, ya que él también quería tener una gran familia.

Al tiempo Nadya dio a luz a octillizos, lo cual no era una tarea fácil. Pero al ver a sus hijos, ella notó que iba algo mal con uno de ellos. Ten en cuenta que la mujer no tuvo problemas en la fertilidad.

Nadya a los 21 años comenzó a realizar un tratamiento de fecundación in vitro, el cual dio como resultados a 6 hijos. Pero eso no fue suficiente para Nadya y su esposo, ella decidió implantar sus últimos embriones congelador a la misma vez en su útero.

Cuando llego al hospital en su primera cita para la ecografía, descubrió que iba a tener 8 bebés. Ya Nadya tenía 6 hijos, así que, si tenía 8 más, tendría 14 hijos, lo que generó un gran asombro, pero de igual forma se sintió entusiasmada.

Al pasar el tiempo, Nadya estaba tumbada en el hospital, ya que su barriga había crecido tanto que muchos pensaban que iba a explotar, por lo que era posible que esos bebes nacieran antes de tiempo. Ya que no tenían espacio para crecer.

Nadya tuvo un gran dolor cuando dio a luz a sus 8 bebés. Los primeros dos fueron menos dolorosos, pero mientras el parto seguía, Nadya se cansaba aún más, hasta el punto que cuando dio a luz a su sexto hijo ella perdió el conocimiento.

Los médicos realizaron una cesárea lo más rápido que pudieron para sacar a los otros dos bebés que faltaban, pero sin embargo el último de ellos se encontraba enrollado con el cordón umbilical y lo sacaron justo a tiempo.

Ya el parto había terminado y los ochos bebés dormían tranquilos en sus incubadoras. Al comienzo todo iba excelente, hasta que un día, Nadya fue a ver como se encontraban ellos y se llevó el mayor susto de su vida.

Ella vio a 7 de sus bebés durmiendo tranquilamente, pero una de las niñas, la más pequeña, estaba pálida. Nadya gritó asustada cuando vio el estado en que se encontraba su hija y llamo a su esposo. Marco se sorprendió también cuando vio aquella escena y fue corriendo a su auto con la bebé en brazos.

Fueron al hospital lo más rápido que pudo, no tuvo ni tiempo para aparcar, sino que solo dejó el auto en la entrada del hospital. El primer médico con el que se encontró, agarró a la bebé y la observó.

Al verla bien, el médico vio a sus padres con una mirada de preocupación y comenzó a reírse, luego les dijo que su hija era una niña especial. Marco y Nadya no solo habían tenido Octillizos, sino que también su hija tenía una condición que solo se daba de 1 a cada 1.000.000 de bebés.

La pequeña tenía dientes. Al pasar el tiempo, sus dientes salieron casi 6 meses antes y los padres no tenían que preocuparse, solo tenían una hija con una prematura sonrisa blanca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.