Regala sillas de rueda a los más necesitados: él mismo las fabrica

Quizá muchos crean que todas las personas discapacitadas tienen acceso a una silla de ruedas, pero no es así. Lamentablemente este derecho no es efectivo para gente de bajos recursos, especialmente aquellos que viven en zonas rurales.

Janna se decidió a hacer algo por todas esas personas de bajos ingresos, que además padecen discapacidades motrices. Lo que hizo fue crear sillas de ruedas utilizando partes de bicicletas, especialmente adaptadas para terrenos desparejos como los del campo en África.

Este hombre de 23 años encontró la motivación para ayudar a otros, luego de haber sufrido un accidente que lo dejaría en silla de ruedas durante meses. Ahí se dio cuenta de las dificultades que experimentaban las personas con este tipo de condiciones, lo que lo hizo reflexionar y posteriormente diseñar un plan de ayuda.

Si la situación es difícil incluso para gente con ingresos medios y altos, entonces para los pobres la cosa se complica mucho más.

La marca SafariSeat, una organización sin ánimo de lucro, es el resultado de las ambiciones de Janna por ayudar. Se dedica a fabricar sillas de rueda para terrenos rústicos, utilizando partes de bicicletas descartadas.

Los planos de la silla de rueda se pueden encontrar fácilmente en Internet, y las piezas necesarias son muy económicas. La idea es que más personas las fabriquen y las den para aquellos que las necesiten.

Además de ayudar a las personas, el reciclaje de bicicletas y otros materiales para la creación de las sillas es bueno para el medioambiente.

Desde junglas a desiertos, o simplemente calles asfaltadas, cualquier terreno puede recorrerse usando estas sillas diseñadas por Janna.

Definitivamente este tipo de ideas deben promoverse, por eso queremos darle la máxima difusión posible, y que no solo se utilicen en África.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.